jueves, 29 de julio de 2021

Mi opinión sobre Cazadores de Sombras: Los orígenes + Los instrumentos mortales

¡Hola, chicos! Lo prometido es deuda y, tal y como dije en mi último post, finalmente os traigo mi opinión sobre Cazadores de Sombras, tanto de la saga de Los instrumentos mortales como de la trilogía de Los orígenes. No sabría si llamar a esto reseña, porque, como comprenderéis, no me puedo poner a criticar al detalle los nueve libros, pero sin duda os voy a contar de forma más o menos extensa qué me han parecido, cuál ha sido mi experiencia leyendo y por qué me han enganchado tanto como para haberlos devorado en poco más de un mes, ¿empezamos?


¿En qué orden me leí los libros?

He decidido meter este apartado en la entrada porque, sinceramente, cuando por fin me decidí a leer estos libros me encontré súper perdida a la hora de organizarme la lectura. Y es que son muchísimos libros, Cassandra Clare escribe más que habla y además hay muchas formas diferentes de leerlos, que si por orden cronológico, que si por orden de publicación... Bueno, pues yo me los leí por orden de publicación.

¿Por qué decidí leerlos así? En primer lugar, porque leí que este es el orden que la propia autora recomienda y, por otra parte, porque también me parecía lo más lógico, ya que leyendo los libros en el mismo orden en el que han sido publicados es imposible que te hagas spoilers de los libros anteriores y/o de los siguientes (cronológicamente hablando).

Y tengo que decir que estoy muy contenta de haberme leído los libros de esta manera (los primeros tres libros de Los instrumentos mortales y a partir de ahí intercalando con Los orígenes) y os recomiendo bastante hacerlo, porque creo que se disfruta muchísimo más la lectura al ir encontrando referencias a Los orígenes en Los instrumentos mortales y poder entenderlas, saber que unos personajes están relacionados con otros, enterarte de cosas del pasado en el presente y cosas del presente en el pasado... Puede parecer un poco lioso, pero os aseguro que una vez que lees los libros lo entiendes y empiezas a fliparte con la genealogía de todas las familias y demás movidas.

En resumen, mi orden de lectura fue este:
  1. Ciudad de hueso (Los instrumentos mortales #1).
  2. Ciudad de ceniza (Los instrumentos mortales #2).
  3. Ciudad de cristal (Los instrumentos mortales #3).
  4. Ángel mecánico (Los orígenes #1).
  5. Ciudad de los ángeles caídos (Los instrumentos mortales #4).
  6. Príncipe mecánico (Los orígenes #2).
  7. Ciudad de las almas perdidas (Los instrumentos mortales #5).
  8. Princesa mecánica (Los orígenes #3).
  9. Ciudad de fuego celestial (Los instrumentos mortales #6).


Los instrumentos mortales





Si habéis leído mi reseña de Ciudad de hueso ya sabréis que no empecé esta saga precisamente con buen pie, de hecho, todo lo contrario. No tenía ninguna expectativa, pero aun así este primer tomo consiguió decepcionarme un poco y solamente le di una buena puntuación porque a pesar de todo la trama me enganchó y el plot-twist del final me dejó boquiabierta.

Todo el mundo dice que la saga va mejorando con los siguientes libros y para mí también ha sido así, Ciudad de ceniza me gustó bastante y Ciudad de cristal me encantó, el desenlace me pareció brutal y muy acertado para la historia que la autora nos había venido contando a lo largo de estos tres primeros libros. La verdad es que me habría quedado contenta con lo que pasa al final de Ciudad de cristal, pero al final decidí seguir leyendo, me empecé Los orígenes y empecé a alternar estos libros con los que me quedaban de Los instrumentos mortales.

Ciudad de los ángeles caídos me pareció sin duda el libro más flojo de la saga, en parte por lo que digo de que en realidad ya me había quedado satisfecha con el final del libro anterior y en parte porque venía de leer Ángel mecánico, que sinceramente le da mil vueltas.

Pero bueno, por suerte en Ciudad de las almas perdidas la cosa vuelve a mejorar, de hecho este libro me gustó muchísimo. Y finalmente tenemos Ciudad de fuego celestial, donde es que ya no podía parar de leer ni un segundo, sabía que era el final y no tenía ni idea de cómo iba a resolverse semejante embrollo después de tres libros de idas y venidas... Y he de admitir que sufrí mucho con las últimas páginas, pero también me encantó el desenlace.

Y ya hablando de los libros más en general, sinceramente después de haber leído toda la saga mi opinión sobre la narración de Cassandra Clare sigue siendo la misma que tenía cuando leí el primer libro: deja mucho que desear. Se enreda en cosas muy simples que podrían explicarse con muchas menos palabras y las cosas más complejas e importantes (el sistema de magia, el mundo que ha creado, etc) las deja de lado para que las vayamos descubriendo nosotros solitos, que nos busquemos la vida, vaya.

Pero increíblemente a pesar del caos que es todo sobre todo en los primeros libros, consigue hilar unas tramas que te mantienen en tensión todo el rato y además poco a poco los personajes van adquiriendo profundidad y todos van encajando en su lugar dentro de la historia, haciendo que te encariñes con ellos y que quieras seguir leyendo sin remedio.

Ha habido muchos giros argumentales que no me he visto venir, que me han dejado completamente descolocada y eso es algo que me encanta, pero también he notado que muchas veces ni siquiera la autora sabía por dónde iban a salir las cosas y, sobre todo en Ciudad de fuego celestial, aunque ya digo que el final me gustó, tuve la sensación de que todo se resolvía de manera demasiado simple (igual me pasó en Princesa mecánica).

Es como si la autora se hubiese cansado de dar vueltas y hubiese decidido cortar la trama por las buenas, mandando un poco a la basura todo el trabajo que había hecho en los dos libros anteriores. Y no me habría parecido tan mal de no ser porque luego se pasa cien páginas contándonos qué es de la vida de los protagonistas y haciendo fanservice. Y vale, esto está guay porque nos enseña cosas que todos queríamos ver, pero jo, se lo podría haber currado un poco más cerrando la saga y dándole un final más espectacular (o sea, que de repente la espada de Clary haya absorbido el fuego celestial de Jace y pueda matar a Sebastian sin problemas me dejó con el culo torcido. Creo que fue un deus ex machina muy gratuito y Clare podría haberlo hecho muchísimo mejor, porque vale, deja entrever que algo ha pasado con la espada, pero podría haber dado más información y pistas antes de llegar al momento en el que Clary ensarta a Sebastian).

Y pasando a hablar de los personajes, al principio ninguno me caía nada bien excepto Magnus. Jace me parecía un cliché más (un cliché que me gustaba, pero al fin y al cabo un cliché) y a Clary la veía con la misma profundidad que una hoja de papel, pero como ya he dicho más arriba poco a poco todos los personajes van evolucionando y al final se hacen querer. A Simon por ejemplo al principio lo odiaba y ni siquiera entendía qué hacía en los libros, pero conforme va avanzando la trama va asumiendo otros papeles y al final he acabado sufriendo mucho por él y le he cogido mucho cariño. Lo mismo con Alec e Isabelle. Incluso Sebastian me ha dado un poquito de pena. Pero solamente un poquito.

Así que, en resumen, ha habido muchas cosas que no me han gustado en estos libros, sobre todo la forma de contar las cosas que tiene la autora y que a veces parezca preocuparse más por el salseo entre los personajes y satisfacer al lector que por asegurarse de que la trama tiene coherencia, pero haciendo balance mentiría si dijese que no he disfrutado un montón leyendo y que he estado muy enganchada.


Los orígenes



Ay, estos libros. Estos libros han destrozado la poca estabilidad emocional que me quedaba. No tienen nada que ver con Los instrumentos mortales, pero de verdad que nada que ver. La calidad de estos libros está a años luz de los otros, los personajes son mil veces más profundos y reales, el nivel de drama que hay en estos libros es que ni en una telenovela de las que veía mi abuela. Es que MADRE MÍA.

Sé que a mucha gente le gustan más Los orígenes por el tema de que la ambientación es en la época victoriana y todo eso y bueno, la verdad es que esto está guay, pero a mí me da igual en qué momento se ambiente la historia, yo lo que quiero es que las cosas tengan sentido, que me entere de lo que está pasando y que los personajes me hagan reír, llorar, enfadarme y querer abrazarles. Y es que esta trilogía tiene todo esto.

Es verdad que al principio estamos un poco descolocados y en Ángel mecánico obviamente vas a ciegas, pero es que Cassandra Clare aprendió de sus errores y aquí ya no nos deja solos por el mundo que ha creado y que nos las apañemos como podamos, sino que nos explica las cosas necesarias y suficientes para que entendamos la mayoría de las cosas que van pasando. Nos da información para que no nos perdamos por la historia y eso se agradece muchísimo.

Vale, puede que conforme avanza la trama a lo largo de los tres libros haga lo mismo que en Los instrumentos mortales y se centre más en los personajes que en la historia en sí (en Príncipe mecánico casi no hay trama y en Princesa mecánica el conflicto principal se resuelve de forma casi tan fácil como en Ciudad de fuego celestial), soy consciente de ello. Pero es que se da el caso de que a mí estos personajes me interesaban muchísimo, porque ya os digo que les dan mil vueltas a Jace, Clary y compañía.

De hecho, al comenzar a leer pensaba que Tessa, Will y Jem iban a ser algo así como las copias baratas de Clary, Jace y Alec pero en el siglo XIX... ¡Pero para nada! Lo que tenemos aquí es un triángulo amoroso de los que hacía milenios que no leía, donde amas tanto a todos los implicados que no quieres que ninguno sufra, pero sabes que no puede ser porque se están haciendo daño unos a otros constantemente y de verdad que no sabéis todo lo que he sufrido con estos tres. Me pasé el último tercio de Princesa mecánica llorando a mares y pasándolo fatal.

Y es que son personajes súper sólidos, tanto estos tres protagonistas como el resto: Gideon y Gabriel Lightwood (amo a estos dos), Jessamine, Charlotte, Henry, Sophie, Cecily... ¡Hasta la cocinera! Madre mía, es increíble cómo todos tienen su propia historia y cómo la autora les deja espacio a todos para desarrollarla, de verdad que las subtramas de esta peña son alucinantes.

Pero obviamente la palma se la llevan Magnus y Will. Magnus ya me encantaba en Los instrumentos mortales, pero es que en estos libros me ha terminado de enamorar y cada vez que aparecía en escena era un soplo de aire fresco. Y Will, buff. Yo quiero casarme con Will, ya os lo digo. Lo que he sufrido con él. Lo sádica que es Cassandra Clare con el pobrecito mío, que todas le vienen mal dadas y cuando cree que por fin está remontando se hunde diez veces más hondo. Y su personalidad, o sea, es que ya os digo que lo mismo me estaba muriendo de risa que a punto de llorar y la mitad de las veces era por culpa de este chico.

Así que bueno, sé que a veces la trama flojeaba, pero es que yo estaba demasiado ocupada sufriendo por todos los personajes como para preocuparme de las posibles incoherencias o de que al final las cosas se solucionasen fácilmente.

También se nota que la propia autora iba un poco tanteando su mundo mientras escribía, que no todo estaba planeado desde el principio y que poco a poco se va inventando cosas y consigue integrarlas de forma más o menos discreta. Creo que esto está muy guay y si lees los libros en orden de publicación se puede notal fácilmente, ya que de repente después de Princesa mecánica el tema de los parabatai adquiere mucha más importancia y cosas así.

O sea, en resumen, que Los orígenes es una montaña rusa de emociones, lo he pasado muy mal leyendo y también lo he pasado muy bien al mismo tiempo. Ha sido toda una experiencia y merece muchísimo la pena aunque solamente sea por los personajes, que de verdad que todos son un diez absoluto.



Para terminar con el post (que al final me ha quedado bastante largo) y a modo de síntesis, simplemente quiero decir que obviamente estos libros no me han parecido perfectos, tienen sus fallos, he echado en falta un poco más de trabajo en las tramas, pero me lo he pasado genial leyendo y me alegro un montón de haber decidido adentrarme en el mundo de Cassandra Clare. De hecho más adelante quiero seguir leyendo, aunque de momento voy a dejar Cazadores de Sombras un poco aparcado porque necesito leer algo que no me deje tan destrozada y que no sea tan intenso.


¡Muchas gracias por leerme! Nos vemos en el próximo post 💞

domingo, 25 de julio de 2021

Book Tag #005 | ¡Mi cumpleaños!

¡Hola, gente! Sí, sé que de nuevo he estado muy desaparecida, pero es que estas semanas no han sido nada fáciles para mí debido a asuntos personales y sinceramente no he tenido ánimos de redactar y subir las reseñas que todavía tengo pendientes. Pero si me seguís en Goodreads sabréis que he estado devorando los libros de Cazadores de Sombras... Y tengo planeado hacer una mega reseña conjunta de todos ellos que me hace muchísima ilusión compartir con vosotros porque la verdad es que tengo mucho que decir de estos libros.


Pero bueno, mejor me dejo de rollos y os cuento de qué va este post: ¡hoy es mi cumpleaños! Y, como hace tiempo que vi rulando por ahí el book tag de cumpleaños, me he decidido a hacerlo para esta ocasión especial en la que además cambio de década, ¿empezamos?


01. ¿Con qué personaje te gustaría pasar tu cumpleaños y por qué?



Will Herondale, sin duda. No sabéis todo lo que he sufrido con este personaje leyendo la trilogía de Los orígenes y cómo me he ido enamorando de él poquito a poquito. Me parece un personaje increíble y además tiene un sentido del humor genial. ¿No sería divertido pasarnos la fiesta de cumpleaños cantando canciones sobre la viruela demoníaca?


02. Si pudieras pasar tu cumpleaños en un mundo ficticio, ¿cuál sería?


Pues voy a decir Idhún de Memorias de Idhún porque estos libros marcaron mi preadolescencia y recuerdo que la primera vez que los leí estaba súper obsesionada con Idhún, todas las leyendas, las razas que habitan ese mundo y bueno, todo el worldbuilding en general. Es qeu me encantaría verlo todo, desde Awinor hasta Nanhai.


03. ¿Qué regalo te gustaría recibir que exista en un mundo ficticio?


Como fanática de Piratas del Caribe que soy siempre he pensado que la brújula de Jack Sparrow sería algo súper útil para mí porque soy una persona muy indecisa y tiendo a montarme muchos dramas en la cabeza a la hora de tomar decisiones. Pero como supongo que este objeto no cuenta porque no es de un libro voy a decir el giratiempo de Hermione, que sinceramente también me vendría muy bien porque en la universidad siempre me veo pillada de tiempo y muchas veces no me da la vida 😂


04. ¿Quién te gustaría que animase tu fiesta de cumpleaños?



No me quiero poner pesada con Cazadores de Sombras, pero voy a decir Magnus Bane porque bueno, ¿a quién no le gustaría una fiesta en su piso de Nueva York con todo lleno de purpurina y bebidas raras? Además que también amo mucho a este personaje y seguro que podría darme un par de consejos para afrontar la crisis de los 20.


05. Un personaje al cual le estamparías tu pastel de cumpleaños en la cara.


Pues mirad, a falta de uno tengo dos: Lucy y Josh de Cariño, cuánto te odio. Es que de verdad que estos dos me ponen de los nervios y me pasé todo el libro frustrada y enfadada porque madre mía, vaya dos personas más tóxicas e insoportables.


06. Si tuvieras que pedir 3 libros a modo de 3 deseos por tu cumpleaños: ¿cuáles serían?



Podría decir cualquiera de todos los que tengo en mi lista de pendientes (que no son pocos), pero guiándome por autores que ya he leído y que tengo muchas ganas de volver a leer voy a decir La soledad del corredor de fondo de Alan Sillitoe, Ariel de Sylvia Plath y Llama al halcón de Maggie Stiefvater.


07. Si celebrarías una fiesta de cumpleaños temática, ¿inspirada en qué libro sería?


Definitivamente mi fiesta tendría temática de Harry Potter. No soy una obsesa de estos libros, pero me encanta el universo de J. K. Rowling y además algunas de mis amigas sí que son potterheads empedernidas, así que todas disfrutaríamos muchísimo de la fiesta.


08. Menciona una playlist o soundtrack de un libro que animaría tu cumpleaños.

La playlist de Cartas de amor a los muertos de Ava Dellaira. Son canciones un poco deprimentes e igual no es lo más adecuado para una fiesta de cumpleaños, pero es que los temas son totalmente de mi rollo: rock del bueno, mucho de Nirvana y mucho de Amy Winehouse. Os la dejo por aquí para que le echéis un vistazo:



¡Y esto ha sido todo! Muchísimas gracias por leerme y nos vemos pronto con un nuevo post 💫

lunes, 21 de junio de 2021

Reseña #028 | Ciudad de hueso de Cassandra Clare

¡Hola! Hoy os traigo la reseña (finalmente) de Ciudad de hueso de Cassandra Clare, un libro que tenía pendiente desde hacía siglos y que por fin me he animado a leer.

Ficha técnica


Título original: City of Bones.

Autor/a: Cassandra Clare.

Saga: Los instrumentos mortales #1.

Año de publicación: 2007.

Editorial: Destino.

Nº de páginas: 512.

ISBN: 978-95-07-32127-6.
Sinopsis: En el Pandemonium, la discoteca de moda de Nueva York, Clary sigue a un atractivo chico de pelo azul hasta que presencia su muerte a manos de tres jóvenes cubiertos de extraños tatuajes. Desde esa noche, su destino se une al de esos tres cazadores de sombras, guerreros dedicados a liberar a la tierra de demonios y, sobre todo, a combatir a Jace, un chico con aspecto de ángel y tendencia a actuar como un idiota...

 

Mi opinión

Increíble, lo sé. Pero sí, AL FIN me he leído Ciudad de hueso. Creo que todavía no soy consciente del jardín en el que me he metido, porque hay como un trillón de libros de Cazadores de Sombras y todavía no sé ni en qué orden voy a leerlos, pero por algo se empieza. Y ya he empezado.

No tenía ninguna expectativa con este libro ni con esta autora. Es decir, tenía ganas de leerlo y de ver cómo escribe esta mujer, pero no esperaba encontrarme nada espectacular y no lo he hecho.

Ciudad de hueso nos cuenta la historia de Clary, una adolescente neoyorquina que una noche cualquiera al Pandemonium, una discoteca de la ciudad, con su amigo Simon. Allí presencia cómo tres chicos matan a otro. Y así es como conoce a Jace, Alec e Isabelle y se mete de lleno en el mundo de los Cazadores de Sombras.

Vale, tengo un problema con la trama y con la narración. La trama va dando bandazos a lo largo de todo el libro, con acción por todas partes y más bien poca explicación de lo que está pasando. Y la narración es como muy caótica. He sentido que hacía falta un poco de calma, que dejasen de pasar tantas cosas y que algún personaje explicase claramente de qué iba todo eso.

No es que no me haya gustado la trama, porque creo que Clare se la ha currado bastante, pero de verdad que necesitaba una pausa y entender bien el sistema de magia y el worldbuilding, que de hecho es fundamental para poder seguir el hilo de todo lo demás.

Me ha faltado profundizar más y más despacio en el trasfondo de la historia, aunque realmente lo puedo perdonar porque entiendo que es el primer libro de los chorrocientos que tiene este universo y que tiene que ser introductorio a la fuerza, así que supongo y espero que en los demás libros se toque más este área y realmente me pueda meter bien en el mundo que ha creado la autora, porque con este libro no he podido hacerlo.

De hecho, al principio me estaba costando mucho avanzar, en parte por lo que digo de que la narración me ha parecido un caos y que tampoco me estaba enterando mucho de lo que pasaba, pero poco a poco he ido enganchándome y sobre todo los últimos capítulos me han tenido completamente absorbida.

Sobre los personajes, siento tener que decir que realmente no he terminado de conectar con ninguno de ellos. A Clary no le he visto nada interesante, Simon me parece el personaje más soso de la historia y ciertamente me ha caído bastante mal y los hermanos Lightwood también me han dado un poco bastante igual, si acaso puedo salvar a Alec, pero Isabelle me sobraba un montón.

Y Jace... Ha sido mi favorito de todos, pero no porque me haya enamorado locamente de él, sino porque me parece que es el personaje que más trasfondo tiene y el más interesante. Su rollito misterioso y sarcástico la verdad es que me ha dejado muy indiferente.

Entonces, ¿por qué he seguido leyendo si apenas me enteraba de nada de la ambientación, la narración me ha parecido una locura y he encontrado bastante mediocres a los personajes? Pues por la trama amigos. Tampoco es lo mejor que he leído y de hecho al principio me parecía todo demasiado simple, pero conforme iba avanzando y las cosas se iban enredando mi interés iba aumentando exponencialmente. En serio, no hay nada que me guste más que el drama barato de telenovela y en este libro hay a puñados. 

Hay cosas que me he visto venir desde muy pronto y que no me han sorprendido nada (como que Clary es la hija de Valentine, por ejemplo), pero ese plot-twist que hay hacia el final del libro (ejem, me refiero a que Jace sea el hermano de Clary) me ha dejado con la boca abierta y confieso que es lo que ha conseguido que decida seguir con el segundo libro y que le haya dado una buena puntuación a este. No me lo esperaba para nada y realmente es algo que tiene sentido y que encaja con la historia, pero yo sigo dándole vueltas y buscándole una explicación alternativa. Este tipo de giros argumentales que te hacen darle al coco e intentar buscar pistas que puedan desmontar lo que el autor quiere que creas me encantan y, en este caso, ha salvado el libro.

En resumen, Ciudad de hueso no me ha atrapado ni por su ambientación y sistema de magia (que todavía me cuesta entender), ni por su narración (demasiado caótica), ni por su ritmo (mucha acción y poca explicación para mi gusto), ni por sus personajes (Jace ha sido el único que me ha gustado). No, me ha atrapado por la trama, que empieza siendo un poco confusa y sencilla, pero que termina enredándose y desembocando en unos últimos capítulos de infarto que sin duda te dejan con muchísimas ganas de ir a por el segundo libro.

Mi puntuación
★★★★☆

sábado, 19 de junio de 2021

Reseña #027 | The DUFF de Kody Keplinger

¡Hola y bienvenidos a una nueva reseña! En este caso, como ya habréis adivinado gracias al título, os traigo mi opinión sobre The DUFF de Kody Keplinger. Esta es una de las varias reseñas atrasadas que tengo pendientes de subir al blog y de hecho este libro en realidad lo leí a finales de abril, pero tenía muchísimas ganas de hablaros de él y no podía dejar de hacerle una reseña, ¿empezamos?

 Ficha técnica


Título original: The DUFF: Designated Ugly Fat Friend.

Autor/a: Kody Keplinger.

Año de publicación: 2010.

Editorial: Plataforma Neo.

Nº de páginas: 304.

ISBN: 978-84-15-88034-9.
Sinopsis: Bianca no se considera la más guapa del instituto, pero sí demasiado lista para dejarse engañar por el atractivo y mujeriego Wesley Rush. Por eso, cuando Wesley la llama Duff –apodo que utiliza para referirse a la chica menos agraciada de un grupo de amigas–, lo último que ella espera es acabar besándose con él. Pero ha pasado y, aunque lo odia con todas sus fuerzas, el beso le gusta. Y sin apenas saber cómo, empiezan una relación secreta de amigos (o enemigos) con derecho a roce. 
Poco a poco, Bianca descubrirá que tienen algo en común: ambos esconden un problema familiar. Resulta, además, que él la comprende y la escucha. De pronto se da cuenta, con horror, de que tal vez haya algo más que sexo entre ellos.

 

Mi opinión

Vale, como he dicho, leí este libro hace como un mes y medio y la verdad es que me da mucha rabia que esta reseña no vaya a ser todo lo detallada que me gustaría que fuese, pero en su momento me fue imposible redactarla, así que aquí estamos.

Quise leer The DUFF porque se me venía encima la época de exámenes y necesitaba un libro muy ligero que me hiciese desconectar por completo de la uni por unas horas. Y sabía que esta novela iba a ser rápida y fácil de leer porque había visto la película hacía mil años y, aunque apenas me acordaba de la trama, sí que recordaba que era la típica teen movie algo cliché.

Y sí, obviamente, el libro es un cliché en el sentido de que leyendo la sinopsis ya saber exactamente qué va a pasar al final. Pero esto era justo lo que necesitaba leer en ese momento y por ello me sorprendió tanto lo que me encontré. Acabé el libro en dos tardes (lo podría haber acabado en una, pero decidí racionármelo porque lo estaba disfrutando demasiado) y me dejó pero que muy buen sabor de boca.

The DUFF gira en torno a Bianca, nuestra protagonista, una de instituto chica normal y corriente, un poco cínica y borde y que odia a muerte a Wesley Rush, el fuckboy de turno, que además es rico y a quien las amigas de Bianca adoran. Creo que no hace falta decir que es un enemies to lovers de manual.

Aunque quizá no sea un enemies to lovers tan clásico, puesto que en realidad la miga de la trama está en que Bianca empieza a utilizar a Wesley para olvidarse de sus problemas familiares, acostándose con él. Y Wesley encantado de la vida, claro, a pesar de que se dedica a llamar Duff a Bianca, haciendo referencia a que ella es la amiga gorda y fea de su grupo.

Bueno, pues con todos estos ingredientes tenemos, en principio, todas las papeletas para que sea un libro vomitivo, pero no ha sido así.

❝—Bianca, «puta» solo es una palabra barata que la gente utiliza para hacerse daño unos a otros —dijo suavizando la voz—. Les hace sentir mejor frente a sus propios errores. Usar ese tipo de palabras es más fácil que analizar a fondo la situación.❞

En primer lugar, de verdad que me cuesta recordar ahora mismo una novela que me haya enganchado tanto como The DUFF, en parte por la trama, ya que, aunque sabía más o menos lo que iba a pasar, el cómo me tenía en vilo. Además, la narración es una pasada. Es una narración súper ágil, con bastantes diálogos y sin irse por las ramas con tonterías. 

Narra Bianca en primera persona y (¡gracias a Dios!) narra como una adolescente de verdad. Como una adolescente con muy mala leche, vale, pero queda realista. Se nota que cuando la autora escribió el libro tenía más o menos la edad de la protagonista, porque Bianca dice cosas coherentes para la etapa de su vida en la que se encuentra y actúa de forma que cualquier chica de esa edad puede sentirse identificada con ella, lo cual ayuda un montón a meterse en la historia y continuar leyendo con ganas.

Para que os hagáis una idea, en una reseña de Goodreads vi que Bianca es como una Rae Earl sin problemas mentales y lo cierto es que estoy bastante de acuerdo. Obviamente los personajes no son idénticos, pero sí que se dan un aire y me parece que tienen personalidades bastante parecidas.

Las amigas de Bianca, Jessica y Casey, también tienen su trasfondo y su razón de ser dentro de la trama, también son personajes muy bien construidos y muy bien llevados a pesar de que no tengan tanta importancia como los protagonistas para el desarrollo de la historia.

Luego tenemos a Wesley. Pensaba que iba a odiar a este personaje y bueno, la verdad es que al principio no me caía demasiado bien, pero creo que mi opinión sobre este chico fue evolucionando en paralelo a la opinión de Bianca y al final se puede ver que, por suerte, va más allá del estereotipo de mujeriego y salido y también tiene un fondo muy trabajado y que da mucho juego en la historia.

Y es que a mí lo que me ha flipado tanto de este libro es que parece que tiene una trama muy simple, que se centra en el salseo y en los piques entre Bianca y Wesley, pero en realidad, si quieres, puedes ver mucho más allá de esta superficie plagada de estereotipos adolescentes.

Hay más que la típica relación amor-odio entre los protagonistas. Hay algunos mensajes importantes escondidos debajo de todo esto y eso me ha encantado.

Tampoco es que el libro se ponga a reflexionar sobre metafísica, no me maltinterpretéis. Sigue siendo un libro ligero y para no quebrarse mucho la cabeza, pero me ha encantado que se toquen temas como las familias desestructuradas, los propios estereotipos de género, el machismo, las relaciones tóxicas y un largo etcétera. Y estos temas se tocan de forma cercana, Bianca habla y es como si estuvieses hablando con una colega.

❝Llamar a Vikki zorra o puta era como llamar a alguien Duff. Era insultante e hiriente, y uno de esos motes que simplemente se alimentaban de un miedo interior que toda chica sufre de vez en cuando. Zorra, bruja, mojigata, calientabraguetas, cabeza hueca... Todo era lo mismo. Todas las chicas sentían que alguna de esas etiquetas machistas las describía en algún momento. Así que, ¿quizá todas las chicas se sentían también la Duff?❞

¿La relación de Bianca y Wesley es tóxica? Lo es. La propia Bianca lo admite. Básicamente utiliza al chico para tener sexo porque eso hace que se olvide de los problemas que ella tiene con sus padres. Pero hay una gran diferencia entre desarrollar una relación tóxica en un libro diciendo que es tóxica y desarrollar una relación tóxica en un libro romantizándola. Esta relación no se romantiza, sino que más bien va evolucionando de lo físico a algo más profundo poco a poco.

No sé, me gustó mucho cómo van cambiando las cosas entre los protagonistas. Sobre todo porque aunque Bianca le tenga mucha manía a Wesley y él la llame Duff y la vuelva un poco loca con este tema de ser la amiga gorda y fea, en realidad la relación que mantienen nunca es de odio. Quiero decir, se pasan tres cuartos del libro acostándose, así que al final los argumentos de uno y otro para "odiarse" caen por su propio peso.

Respecto al final, como ya he dicho, no era nada que no me esperase, aunque sí que disfruté mucho de ver cómo llegaban a ese punto y los últimos párrafos me dejaron con una sonrisa en la cara.

En resumen, The DUFF es un libro que se lee rápido, pero que no es del todo lo que parece ser, ya que, aunque lo tiene todo para ser el perfecto cliché de instituto adolescente (y de hecho lo es), también es cierto que deja un mensaje feminista muy acertado a través de su mordaz protagonista.

Mi puntuación
★★★★★